Blog

¿Cuál es tu sueño para tu terraza?

Si estrenas terraza o quieres renovar la que tienes, uno de tus sueños será darle vida gracias a las plantas.

Eso fue lo que me pidió Quim hace unas semanas cuando contactó conmigo, así que he dedicado buena parte de este tiempo a hacer realidad su sueño.

Quim vive desde hace unos meses en un fantástico ático dúplex, con unas vistas de casi 360º que, como te puedes imaginar, quitan el aliento.

El proyecto era de gran envergadura y le propuse a Quim hacerlo por fases para que fuera menos engorroso, ya que había bastante trabajo. (Es importante tener esto en cuenta cuando los proyectos son grandes. Se pueden dividir fácilmente en fases y así evitar la sensación de tener la terraza en una situación provisional durante largo tiempo. También permite escalonar costes y tareas, y eso siempre es interesante.)

Como el ático ya había estado habitado, lo primero que consideré fue conservar todo aquello que pudiera ser aprovechable y útil. Los dueños anteriores tenían instaladas en la terraza unas generosas jardineras colgantes de madera que recorren casi todo su perímetro: unos 11 m de un lado y 12 del otro. Estaban en buen estado y, por supuesto, decidimos conservarlas.

Otra cosa eran las especies que había plantadas en las jardineras, porque, como no habían recibido los cuidados necesarios, tenían un aspecto bastante mustio. Pensé que algunas quizá podrían integrarse en el nuevo proyecto haciéndoles una poda, pero no, por desgracia, las tuve que desechar casi todas una vez plantadas las nuevas especies, ya que la apariencia de “gastadas” era muy evidente. Solo conservé las thuyas, alguna lavanda y el romero, que se habían adaptado muy bien al entorno.

Para diseñar el proyecto me basé en las dos condiciones clave de la terraza: tiene orientación sur y está muy expuesta al viento. Por ello, lo mejor era escoger especies no muy altas, más bien de tipo arbustivo o rastreras, que soportan muy bien largas horas de insolación así como la sequía debida a los vientos.

Las elegidas fueron una mezcla de plantas mediterráneas típicas y plantas de Nueva Zelanda, pues aquella zona, aunque está en nuestras antípodas, tiene bastantes similitudes con el clima que tenemos aquí.

Empecé por la artemisa, el cerastium y la festuca. Son especies de hojas azuladas muy interesantes. Además, a la festuca le uní otra gramínea, el cárex. Juntas aportan movimiento en cuanto sopla la más mínima brisa.

Para asegurar una bonita floración en la terraza escogí la lantana y la hebe, que se adaptan muy bien a la orientación sur y que, además, son perennes.

Mi siguiente elección, la salvia nemorosa, tiene unas preciosas flores lilas, que en breve desaparecerán para volver a brotar con fuerza la próxima primavera.

En algún punto hacía falta romper la forma lineal de la larga jardinera perimetral. Para conseguir ese efecto de ruptura, lo ideal era intercalar plantas colgantes y de porte rastrero. Ahí entraron en juego el erigeron, que me encanta por su preciosa floración, el ficus pumila y la hiedra. Con estas dos últimas logramos dar ese ritmo tan interesante en paisajismo.

Por último, a lo largo de la jardinera planté unos bulbos de crocus, que despertarán de su letargo y florecerán al finalizar el invierno. Pero, shhhht!, esto es una sorpresa. ¡Quim lo descubrirá el próximo mes de febrero! Los bulbos son tan agradecidos: son fáciles de plantar, casi no requieren mantenimiento y nos hacen disfrutar de unas preciosas flores que atraen y dan vida a los polinizadores.

Bueno, pues ahora le toca a Quim mimar este espacio, que, como él mismo ha dicho, es todo un privilegio contemplar.

Ah, sí, quedarán solo dos tareas pendientes. La primera, instalar dos grandes macetas con palmeras, para que haya otro punto focal que rompa la horizontalidad. Y la segunda, pero esa ya cuando llegue la primavera, finalizar el proyecto con una agrupación de otras tres grandes macetas de rosales David Austin. Esto último es un encargo muy especial de Quim, por los buenos recuerdos que le traen los rosales.

Si, como Quim, ya tienes en mente tu sueño, o si no lo tienes y necesitas que lo proyectemos junt@s, usa el icono de WhatsApp que te aparece a la izquierda y habla conmigo con toda confianza.

Más
artículos publicados

Vida botánica

O cómo disfrutar todo el año de tu jardín o terraza…  Cuando pensé en mi proyecto, no dudé ni un segundo con el nombre.Fue algo

Leer más »

Comparte en tu redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter

Le informamos conforme a lo previsto en el RGPD de 27 de abril de 2016 que MYRIAM VALENZUELA, recaba y trata sus datos de carácter personal, aplicando las medidas técnicas y organizativas que garantizan su confidencialidad, con la finalidad de gestionar la relación que le vincula. Usted da su consentimiento y autorización para dicho tratamiento. Conservaremos sus datos de carácter personal únicamente el tiempo imprescindible para gestionar nuestra relación. Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición dirigiéndose a MYRIAM VALENZUELA con dirección AV. FRANCESC MACIÀ, BJ, 2º,SANT CUGAT DEL VALLES,08173,BARCELONA.

Abrir chat
¿Necesitas información?
The Botanic Life
Hola,
¿En qué te puedo ayudar?